ICP Logística incorpora a sus instalaciones un nuevo sistema automático de almacenamiento  y preparación de pedidos de alto rendimiento, convirtiéndose en la primera compañía logística en operar con esta tecnología de SSI Schaefer en Europa.

Líder en innovación tecnológica, apuesta por el desarrollo de nuevas tecnologías aplicadas a los procesos logísticos, por ello, sus instalaciones están equipadas con sistemas robotizados y automatizados de almacenaje y picking. ICP es un ejemplo de innovación aplicada a la cadena de suministro, que ofrece un servicio óptimo y personalizado capaz de anticiparse a los cambios de un mercado en constante evolución.

 

Nuevo sistema shuttle de almacenamiento y picking

Debido al incremento de la demanda, ICP aumenta su capacidad con la incorporación de un almacén automático de alto rendimiento en su sede de Meco, Madrid.

La filosofía de innovación y mejora continua de ICP, ha empujado a su equipo de ingenieros a buscar la solución más avanzada del mercado, contando con Schaefer como proveedor, para la instalación de un sistema de almacenamiento con capacidad de 18.490 cubetas, con el que duplicarán su rendimiento.

Este sistema, único en Europa, permitirá aumentar la velocidad de preparación de pedidos para cumplir con las exigencias actuales de los consumidores: “same day deliveries” y entregas en 2 horas.

 

Innovación tecnológica

Dicho sistema de almacenamiento y picking, cuenta con una capacidad de abastecimiento de 1.400 ciclos dobles por hora que suministrarán mercancía a los puestos ergonómicos de picking, con una capacidad de preparación de 5000 líneas/hora.

La operativa de este nuevo sistema está diseñada para minimizar al máximo posibles desviaciones, siendo constante el control de la mercancía durante todo el proceso de picking. Para llevar a cabo este exhaustivo control, el sistema verifica las referencias que incluye cada pedido mediante un sistema láser que comprueba el EAN y el peso del artículo, identificando si coincide con las indicaciones del pedido.

La incorporación del shuttle supone una mejora de rendimiento y productividad, permitiéndole aplanar la curva de demanda, y afrontar pedidos de alta variabilidad de forma rápida y eficiente.